Recrudece conflicto agrario en San Francisco del Mar

Francisco Vásquez

Habitantes de San Francisco del Mar, municipio ubicado en la región del Istmo de Tehuantepec, alertaron sobre un posible enfrentamiento tras haberse agudizado el conflicto por tierras que se vive en la agencia de Pueblo Viejo, asimismo, acusaron ineptitud del gobierno de Oaxaca, ya que no ha realizado de manera efectiva una interlocución con las partes involucradas para llegar a una solución pacífica.

La omisión del gobierno, denunciaron, ha generado que el conflicto vaya escalando y cada vez haya más tención entre los pobladores de la agencia de Pueblo Viejo y una de sus localidades llamada Pueblo Nuevo, mismas que pelean 15 mil hectáreas de tierra comunales que están destinadas y protegidas exclusivamente para la actividad pesquera.

Los pobladores advierten que es predecible una confrontación de la cual será el único responsable el gobierno estatal, ya que a casi un mes de iniciado el problema no han tenido el tacto para resolverlo, por ello, exige la inmediata intervención de las y los diputados de la LXIV Legislatura del Congreso federal.

“Hacemos un llamado urgente a los diputados federales y senadores por Oaxaca, para que intervengan en este conflicto y frenen lo que inminentemente será un baño de sangre, hasta ahora hemos sido pacientes, hemos sido tolerantes y respetuosos de las instituciones, pero esto ya llegó a su límite”, refieren.

Conflicto  

Es de destacar que ambas partes tiene su versión de los hechos iniciados el pasado 15 de agosto, el cual derivó en quema de chozas en Pueblo Nuevo y bloqueo carretero y corte de luz eléctrica por varios días en Pueblo Viejo.

Habitantes de Pueblo Nuevo argumentan que las autoridades gubernamentales han intentado implementar un proyecto eólico desde el año 2015 en su localidad, sin embargo, los pobladores que en su mayoría son pescadores, se oponen a ceder el derecho de explotación de sus tierras a empresas extranjeras.

Ante la negativa, aseguran que habitantes y autoridades de Pueblo Viejo incendiaron de manera masiva las chozas de los pescadores donde guardan sus herramientas de trabajo hechas en su mayoría de pencas y palmas, presuntamente bajo las órdenes de Francisco Álvarez Martínez, quien funge actualmente como agente municipal de la comunidad.

Los afectados señalan que el agente municipal está coludido con el presidente de Bienes Comunales, Cayetano Martínez Garfias, para manipular a los comuneros y poder despojarlos de sus tierras, sin explicarles del impacto que pudieran causar los aerogeneradores en la zona.

En este sentido, acusan que las autoridades de la comunidad buscan ceder un aproximado de 15 mil hectáreas de su tierra, pero al no contar con el respaldo de la mayoría de los 300 comuneros, optan por la violencia para buscar intimidarlos y que cedan a sus pretensiones.

En respuesta a la quema de chozas por habitantes del casco, los pescadores decidieron bloquear el camino que conduce a la agencia de Pueblo Viejo, así como suspenderle el suministro de energía eléctrica, lo que causó estragos entre los habitantes por varios días.

Cabe mencionar que el agente municipal, Francisco Álvarez Martínez, es de extracción priista, en las pasadas elecciones no permitió que candidatos a presidentes municipales de otros partidos políticos realizaran proselitismo en Pueblo Viejo, sin embargo, al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Carlos Vargas Gómez, le organizó un precierre de campaña.

Ante los indicios de violencia que mostraban los habitantes de Pueblo Viejo y Pueblo Nuevo, la Secretaría General de Gobierno y autoridades municipales de San Francisco del Mar intervinieron el pasado martes, 14 de agosto, buscando establecer una mesa de diálogo entre la autoridad municipal de Pueblo Viejo y comuneros de Pueblo Nuevo, pero no hubo resultados, al contrario se desató la violencia.

En el año 2015, pescadores, comerciantes y comuneros rechazaron el interés del comisariado de Bienes Comunales de Pueblo Viejo, junto con algunos dirigentes del PRI en  la zona, de instalar un parque eólico, lo cual las autoridades planeaban hacerlo al margen de los usos y costumbres de la comunidad.

Se deslinda agencia municipal

Por otra parte, mediante un comunicado, autoridades y habitantes de la agencia municipal de Pueblo Viejo, se deslindaron de las acusaciones en su contra de pretender arrendar su territorio a empresas eólicas y de haber quemado chozas de los pescadores de Pueblo Nuevo, enfatizando que el problema tiene otros orígenes.

Detallaron que el conflicto por el que están atravesando es a partir del inicio de la construcción de una carretera el pasado jueves 16 de agosto, denunciando que el presidente municipal, Froylán Gaspar Pedro, con pescadores libres de San Francisco del Mar, iniciaron la construcción tomando como punto de partida la agencia municipal de Puerto Estero sin consultar a su agencia y a la cooperativa pesquera Jaltepec de la Mar, quienes son los administradores de dicha área de pesca.

Ya que la Secretaría de Recursos Hidráulicos determinó que el área de actividad tradicional de barra a barra donde pretenden poner la carretera es de compresión comunal para pesca, por lo cual tenían que haber sido consultados e informados sobre la construcción de la carretera.

Detallan que al percatarse del movimiento de la maquinaria, el agente municipal notificó a los ciudadanos y ciudadanas para que se reunieran en asamblea para tratar dicho asunto, a lo que de manera unánime se rechazó tal construcción, tomando como acuerdo parar las maquinarias.

“La reacción de los pescadores y del presidente municipal fue la de amenazar a la gente de Pueblo Viejo diciendo que de no permitir la construcción de la carretera a la Boca Barra los pescadores libres de Pueblo Nuevo bloquearían la carretera de terracería que conduce a nuestra agencia municipal”, exponen.

“Horas más tarde cortaron el suministro de energía eléctrica y se nos avisa que el grupo de pescadores libres mantiene una guardia en la entrada de Pueblo Nuevo negando el acceso a nuestra gente e intimidando con meterlos a la cárcel”, aseguraron.

Asimismo, externaron que nadie de sus ciudadanos incendió los ranchos o palapas que se encuentran en la Boca Barra, donde los pescadores resguardan su equipo para la pesca, “esto fue una acción sucia de los pescadores de Pueblo Nuevo para culparnos y de esta manera legitimar su movimiento”.

De igual forma, hicieron especial énfasis en que la agencia municipal de San Francisco del Mar Pueblo Viejo y la cooperativa Jaltepec de la Mar, nunca han pactado con empresas eólicas para la construcción de un parque en esa zona, por lo que las autoridades y ciudadanos se pronunciaron contra los parques eólicos y mineros.

Acusando que el conflicto es causado por grupos de poder del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Unidad Popular (PUP), quienes siempre han tomado como carne de cañón a su agencia municipal, denunciando que esta acción es una artimaña de quienes buscan candidatearse para las nuevas elecciones a ocupar el cargo de presidente de Bienes Comunales, que saben es la línea del PUP.

“El problema de disputa pesquera radica en un resentimiento histórico de separación de nuestra gente por problemas complejos, que en su momento les tocó decidir entre quedarse a seguir viviendo en Pueblo Viejo y/o poblar lo que ahora es Pueblo Nuevo, quien es ahora la cabecera municipal”, puntualizaron.

En este contexto, manifestaron que el bloqueo realizado por pescadores de Pueblo Nuevo a la carretera para entrar a su agencia duró una semana, al igual que el corte de energía eléctrica, generando un clima de preocupación para niños y niñas.

“Hemos guardado silencio, confiando en que las autoridades correspondientes realicen su trabajo, sin embargo, pasan los días y vemos que la campaña de criminalización se gesta sobre nuestra comunidad, ponemos de manifiesto nuestra disposición a las mesas de trabajo y refrendamos la defensa de nuestro territorio”, concluyen.

Quienes suscriben el comunicado son: Francisco Álvarez Vargas, agente municipal de San Francisco del Mar Pueblo Viejo; José Abel Álvarez Ventura, presidente de la Sociedad Cooperativa Pesquera Jaltepec de la Mar; Jesús Martínez Juan, tesorero; Marcelino Luis Vicente, secretario; y Leonel Cortez, presidente de vigilancia.