Incumplió Murat; continúa conflicto por Hierve el Agua

Francisco Vásquez

Ejidatarios del municipio de San Lorenzo Albarradas protestaron frente al Palacio de Gobierno en la ciudad de Oaxaca para exigir audiencia con el gobernador Alejandro Ismael Murat Hinojosa, con el objetivo de dar solución a la problemática que existe en torno al parador turístico de Hierve el Agua.

Al respecto, Miguel Chávez Santiago, presidente de la organización Campesinos Unidos al Rescate de la Tierra, señaló que la ciudadanía demanda la devolución del parador turístico de Hierve el Agua, el cual está dentro de la jurisdicción del casco municipal, pero hace dos años fue arrebatado por una de las agencias municipales llamada San Isidro Roaguía.

Agregó que buscan llegar a un acuerdo con los pobladores de San Isidro Roaguía, sentarse en una mesa de diálogo para evitar el doble cobro para acceder a este destino turístico de talla internacional y otra serie de irregularidades que se están presentando derivado del conflicto.

Asimismo, detalló que el camino a Hierve el Agua pasa por la agencia de San Isidro Roaguía, por ello, los pobladores de esta agencia aseguran que les pertenece y determinaron posicionarse de este parador, “no hubo acuerdo en ese tiempo con ambas autoridades, al contrario, hubo un enfrentamiento, pero hoy no se quiere eso, queremos una solución pacífica mediante un acuerdo”, refirió.

Miguel Chávez Santiago también indicó que este problema se ha manoseado mucho y lo han hecho político, cuando los pobladores de San Lorenzo Albarradas proponen que se acuerde que tanto la agencia como el casco municipal unidos administren este lugar.

Sin embargo, acusó que al gobierno de Oaxaca no le interesa dar solución, porque lleva demasiado tiempo abandonado el tema, “la ciudadanía ya se cansó, muchas reuniones con funcionarios y dependencias de gobierno y hasta hoy no hay solución, los ciudadanos lo único que piden es una mesa de negociación entre las partes involucradas”, señaló.

Abundó que en un acuerdo de asamblea el pueblo decidió votar en las pasadas elecciones por Alejandro Murat, quien se había comprometido a resolver este problema, sin embargo, a la fecha ha sido omiso, “no es un problema de grave magnitud, simplemente el gobierno no quiere hacer su trabajo interviniendo en la mesa de negociación”, reprochó.

Cabe mencionar que ante la negativa del gobierno en atenderlos, los inconformes intentaron ingresar al palacio para esperar a que llegara el gobernador, sin embargo, fueron detenidos por un equipo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, lo cual fue reprobado por los ejidatarios.

“El gobierno de Alejandro Murat va de mal en peor, pedimos que salga el gobernador y nos mandan a la policía, ¿ésa es su forma de diálogo?”, reprocharon los manifestantes, mientras los policías que cuidan la entrada les dijeron que el palacio estaba vacío por la marcha de los normalistas, que los trabajadores no se presentaron a laborar, por lo tanto, no había nadie que los atendiera.

Algo que fue desmentido, ya que tras disipar a los manifestantes, los policías antimotines resguardaron la salida del personal ante la llegada de la marcha de los normalistas al zócalo de la ciudad de Oaxaca en el marco de la conmemoración del 2 de octubre.

Por último, los pobladores señalaron que San Lorenzo Albarradas está harto de las mentiras del gobierno y que es una ofensa que les hayan negado la entrada a la casa del pueblo, en este sentido, puntualizaron que en caso de no ser atendidos en próximos días realizarán movilizaciones en la ciudad de Oaxaca con más de cuatro mil personas de su comunidad.