Impunidad sepulta investigación de asesinato de Sol Cruz en Oaxaca

Francisco Vásquez

La periodista Soledad Jarquín Édgar, madre de la comunicóloga María del Sol Cruz Jarquín, quien fuera asesinada el pasado 2 de junio en Juchitán de Zaragoza, denunció que a cuatro meses del multihomicidio, la Fiscalía General del Estado continúa sin presentar avances importantes en la investigación, ni se le han fincado responsabilidades a los actores políticos que estuvieron involucrados en este crimen.

Nuevamente, a través de una carta dirigida al gobernador del estado la periodista recriminó que todo sucede en medio del silencio de quienes tienen en sus manos la procuración de justicia en la entidad.

Señaló que luego de la liberación por parte del juez de Control de uno de los presuntos implicados en el triple asesinato donde perdiera la vida su hija, lo único que se le ha informado es que la Fiscalía General del Estado interpuso un recurso de inconformidad contra el auto de libertad en el expediente.

Explicó que desconoce por qué la Fiscalía no ha judicializado la investigación por la probable comisión de un delito electoral derivada de la denuncia presentada contra el extitular de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI) del gobierno del estado, Francisco Montero López, y de su hermano Hageo Montero, excandidato a la presidencia municipal de Juchitán.

Detalló que tampoco hay informes respecto a las investigaciones realizadas a las personas responsables del robo de su equipo de trabajo como cámara fotográfica, de video y computadora laptop, propiedad de María del Sol Cruz Jarquín, por parte de uno de los señalados como autor material y el otro empleado de la SAI, los cuales se encuentran plenamente identificados.

Así también mencionó que la familia desconoce el curso que tienen las investigaciones a cargo de la Secretaría de la Controlaría y Transparencia Gubernamental sobre el desvío de recursos públicos, materiales y humanos presuntamente realizado por el exsecretario de Asuntos Indígenas, Francisco Javier Montero López.

Tampoco si el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca ya ha recibido el expediente sobre el procedimiento especial sancionador que debió entregar el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca.

Recordó que todos esos procedimientos fueron iniciados en los días siguientes al asesinato de María del Sol Cruz Jarquín quien fungiera como jefa del departamento de Comunicación Indígena Intercultural de la SAI y que fue comisionada a riesgo de que si se negaba perdería su trabajo, presuntamente obligada por el titular de la dependencia Francisco Javier Montero López.

Ahí trabajaría como fotógrafa para la campaña política de su hermano Hageo Montero López, candidato a la presidencia municipal de Juchitán de Zaragoza, en el pasado proceso electoral.

Sin embargo, en el triple asesinato ocurrido el 2 de junio de este año en Juchitán también perdieron la vida la candidata a regidora Pamela Terán Pineda y su chofer Adelfo Jiménez Guerra.

“Como familia y amistades de María del Sol Cruz Jarquín celebramos la vida, su vida a pesar del dolor que nos causa su ausencia, ya que el próximo 10 de octubre cumpliría 28 años, y en ese tiempo que estuvo entre nosotras y nosotros nos dejó su amorosa presencia y su disposición permanente para hacernos reír y mirar las cosas desde una perspectiva más humana”, señala el documento.

“Por ello seguiremos exigiendo justicia señor gobernador Alejandro Murat Hinojosa y ojalá que esta vez sí se dé por enterado, esperamos que esta vez, usted, sí cumpla con su palabra, su responsabilidad como gobernante es cuidar de la vida de la ciudadanía a través de sus instituciones, si las instituciones fallan es su responsabilidad”, agregó.

Destacó que en Oaxaca ya existe una declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres la cual marcó al gobierno del estado y exige una mayor responsabilidad en la procuración de una vida libre de violencia para las mujeres, además de hacer justicia para las víctimas de la violencia feminicida.

También denunció que en la SAI siguen operando las mismas personas que aconsejaron a Francisco Montero López amenazar a María del Sol Cruz Jarquín con quitarle su empleo si se negaba a ir a Juchitán a cubrir la campaña política de su hermano.

“Me refiero en específico a Netolín Chávez, jefe de la Unidad Jurídica de la Secretaría de Asuntos Indígenas. Y ahí en esa dependencia están quienes le robaron su equipo de trabajo. Todos ellos responden a quien los contrató: Francisco Montero López”, finalizó.