Triquis de San Juan Copala denuncian a líder por acaparar apoyo millonario

Francisco Vásquez

Un grupo de mujeres triquis de San Juan Copala, beneficiarias de la medida cautelar MC-197-10 otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), acusó a su representante legal y líder Braulio Hernández Hernández de acaparar el apoyo económico que les otorga el gobierno del estado de manera anual, dejando sin recursos a 25 familias desplazadas de su lugar de origen.

En conferencia de prensa, señalaron que desde el año 2013, el grupo de mujeres triquis nombró a Braulio Hernández Hernández como su representante legal para dar seguimiento a las reuniones y acuerdos de la medida cautelar que les fue otorgada por la CIDH ante las dependencias de gobierno de carácter estatal.

Mencionaron que desde el 2016 el gobierno de Oaxaca dejó de darles apoyo en especie y empezó a entregarles recursos económicos a través de cheques para cubrir los gastos del albergue y despensas para el grupo de familias.

Desde ese año, su representante no les ha hecho entrega de los recursos a pesar de las necesidades de las personas de la tercera edad, niñas y niños que habitan en el albergue y debido a que no tienen otra forma para solventar sus gastos de manutención se ven obligadas a vender sus productos en la vía pública.

El grupo de mujeres afirmó que desconocen al señor Braulio Hernández como su representante legal ante cualquier trámite que realice ante las instancias de gobierno debido al abuso de confianza y fraude que ha cometido contra el grupo de mujeres.

Refirieron que el apoyo económico que les otorga el gobierno de Oaxaca asciende aproximadamente a un millón y medio de pesos al año, el cual desde el 2016 no les ha sido entregado, por lo que el dirigente ha lucrado con cerca de cuatro millones 500 mil pesos de recursos que debían ser entregados a las mujeres triquis.

Informaron que el recurso millonario es entregado en las oficinas de la Secretaría General de Gobierno (Segego) en el complejo de Ciudad Administrativa en Tlalixtac de Cabrera, a través de Jorge Bustamante García, funcionario encargado de entregar los apoyos económicos.

Durante los últimos días han informado sobre la problemática a dicho funcionario, sin embargo les respondió que con las triquis no tiene asuntos que tratar y sólo se entendería con Braulio Hernández Hernández.

Asimismo, han solicitado audiencia con el titular de la Segego, Héctor Ánuar Mafud Mafud, quien se ha negado a recibirlas, por lo que acusaron a la dependencia de encubrir un fraude y abuso contra las desplazadas triquis de San Juan Copala.

“Los representantes sólo ven por sus intereses, se han aprovechado de la gente, nos hemos acercado a la Segego, pero se han negado a hablar con nosotros porque nos dicen que con el único que van a tener trato es con el señor Braulio”, agregaron.

Aseguraron que se han visto obligadas a vender artesanías en las calles para poder sobrevivir, ya que son 25 familias las que habitan en el albergue ubicado en la colonia Volcanes de Oaxaca de Juárez.

“Nosotras queremos regresar a nuestro pueblo, pero si el estado no garantiza las condiciones de seguridad necesarias no podemos regresar, no se nos hace justo que el señor Braulio Hernández se quede con ese dinero porque pertenece a los desplazados”, enfatizaron.

Exigieron la intervención del gobernador de Oaxaca para replantearle las condiciones de desplazamiento para que los apoyos sean otorgados sin intermediarios y evitar que falsos dirigentes lucren con la problemática social de San Juan Copala.

Solicitaron la intervención de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para garantizar el cumplimiento de la medida cautelar de la que son beneficiarias y el respeto a sus derechos humanos.

Por último, dijeron que el gobierno del estado debe analizar y reforzar las medidas de reparación del daño y atención integral a las mujeres triquis para poder acatar las medidas cautelares y asegurar los derechos de las 25 familias desplazadas.