Oaxaca, sumergido en impunidad y violencia

Francisco Vásquez

Diferentes estudios de inseguridad han colocado a Oaxaca entre las 10 entidades más violentas del país, en la posición número 13 por feminicidios, en el 16 por secuestro, en el quinto por trata de personas y en séptimo lugar como la entidad en la que ocurren más robos a transeúntes, asimismo, es el segundo estado con la peor impartición de justicia.

En cuanto a los asesinatos, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) señalan que en Oaxaca del periodo que comprende de enero a septiembre de este año se registraron 744 homicidios, es decir, un 17 por ciento más que el mismo lapso de 2017 donde fueron 638, mientras que en 2016 fueron 565.

A ocho semanas de que termine el 2018, se perfila para ser el año más violento en los últimos 11, ya que la cifra más alta de asesinatos violentos registrados en la entidad data del año 2007, donde en los 12 meses se suscitaron 948 homicidios, lamentablemente se espera que se rebase esa cifra.

En este contexto, el número de carpetas de investigación abiertas por homicidios y feminicidios posicionaron al estado en el pasado mes de agosto del año en curso dentro de las 10 entidades más violentas, con un total de 97 casos denunciados por ambos delitos, lo alarmante es que en muchos casos la gente no denunció el ilícito, por lo que el número es mucho mayor a los datos oficiales.

Otro dato es que en el mismo mes de agosto la entidad oaxaqueña se colocó en el número 13 de feminicidios, contrario a los datos oficiales, el contador de la organización civil Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca registra en lo que va de 2018 un total de 228 feminicidios.

Además, Oaxaca ocupa el lugar 16 por secuestro denunciados, el quinto por delitos de trata de personas y es la séptima entidad en la que ocurren más robos a transeúntes, por estos índices la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, publicada en el mes de septiembre, por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indicó que la percepción ciudadana sobre la inseguridad en Oaxaca es del 83.1 por ciento.

Impunidad

De acuerdo a cifras del Índice Global de Impunidad de México (IGI-MEX) 2018, Oaxaca es la segunda entidad con el peor sistema de impartición de justicia, asimismo, el Inegi mediante una encuesta dió a conocer que el 71.1 por ciento de los oaxaqueños piensa que el Ministerio Público y procuradurías estatales son corruptos, seguido de los jueces con un 69.2 por ciento y la Policía Ministerial con un 66.2 por ciento.

Aunado a esto, el IGI-MEX reveló que en el año 2018 el 94.3 por ciento de delitos no se denuncian y de los ilícitos que sí se inicia una denuncia o querella y se consignan para iniciar la acción penal solamente el 16 por ciento de las causas penales terminan en sentencia y el 15 por ciento en condena.

En este contexto, según el Inegi, en el año 2017 en Oaxaca sólo se denunció el 14.4 por ciento de los delitos, de los cuales el Ministerio Público inició carpetas de investigación en el 60.6 por ciento de los casos.

Entre las razones para que los oaxaqueños no denuncien los delitos destaca la pérdida de tiempo con un 28.9 por ciento y la desconfianza en la autoridad con el 14.5 por ciento, otros factores son miedo a que los extorsionen, trámites largos y difíciles, además de la actitud hostil de la autoridad.

Por otra parte, el IGI-MEX, publicado por la Universidad de las Américas de Puebla, dio a conocer que de los delitos registrados en 2017 que ascienden a 34 mil 304 sólo existen cuatro mil 70 causas penales abiertas, es decir, que sólo el 11 por ciento de los ilícitos cometidos en Oaxaca se inicia un proceso para obtener una sanción.

Según el IGI-MEX, la estructura de seguridad y justicia sólo se encuentra en algunos rubros por debajo de la media nacional, por lo que la falta de personal no sería una de las razones para que persista la impunidad.