octubre 25, 2020
lyme enfermedad

Aclara tus dudas sobre la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme, o borreliosis de Lyme, es una infección bacteriana transmitida a los humanos por garrapatas infectadas. Las garrapatas son pequeñas criaturas que se encuentran en áreas boscosas y páramos con alta densidad de vegetación. Se alimentan de la sangre de aves y mamíferos, incluyendo a los humanos.

Las garrapatas que portan la bacteria responsable de la enfermedad de Lyme se encuentran alrededor de todo el mundo. La enfermedad de Lyme a menudo se puede tratar de manera efectiva si se detecta en sus primeras etapas, pero si no es tratada o se retrasa el tratamiento, existe un riesgo de desarrollar síntomas graves a largo plazo.

Signos y Síntomas de la enfermad de Lyme

Primeros síntomas

Las personas que se encuentran en las primeras etapas de la enfermedad, desarrollan una erupción circular distintiva en el sitio de la picadura de la garrapata, usualmente alrededor de 30 días después de ser mordido. Esto se conoce como eritema migratorio.

La erupción se describe como un blanco en un tablero de dardos. El área afectada de la piel se enrojecerá y los bordes pueden sentirse levemente elevados al tacto. El tamaño de la erupción puede varias significativamente y es común que se expanda en las primeras semanas. Por lo general, mide alrededor de 15 cm de ancho, pero puede ser mucho más grande o más pequeño que esto. Algunas personas pueden desarrollar varias erupciones en diferentes partes del cuerpo.

Sin embargo, aproximadamente una de cada tres personas con enfermedad de Lyme no desarrollará esta erupción. Hay casos de pacientes con Lyme enfermedad que experimentan síntomas similares a los de la gripe en las primeras etapas, como cansancio (fatiga), dolor muscular, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, temperatura alta (fiebre), escalofríos y rigidez de cuello.

Síntomas posteriores

Se pueden desarrollar síntomas más graves varias semanas, meses o incluso años después si la enfermedad de Lyme no se trata o no se trata al principio, entre ellos se pueden encontrar:

  • Dolor e hinchazón de las articulaciones
  • Problemas que afectan al sistema nervioso
  • Problemas cardiacos
  • Inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la medula espinal

Estos síntomas suelen mejorar lentamente con el tratamiento, aunque pueden persistir si el tratamiento se inicia tarde. Algunos pacientes con Lyme desarrollan síntomas a largo plazo similares a los de la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica.

¿Cómo se contrae la enfermedad de Lyme?

Como mencionamos al principio, las garrapatas se pueden encontrar en cualquier área con vegetación profunda en donde tengan acceso a animales para alimentarse. No obstante, se pueden hallar en jardines o parques. Las garrapatas no saltan ni vuelan, pero se suben a la ropa o la piel si rozas algo en donde estén situadas. Luego muerden la piel y comienzan a alimentarse de tu sangre.

Las probabilidades de que te infectes son más altas si la garrapata permanece adherida a tu piel durante más de 24 horas. Pero las garrapatas son muy pequeñas y sus picaduras no son dolorosas, por lo que es posible que no te des cuenta.

¿Puedo contraer la enfermedad de Lyme de otra persona?

La respuesta es no. No hay evidencia directa de que la enfermedad de Lyme sea contagiosa, la excepción son las mujeres embarazadas, que pueden transmitírsela al feto.

¿Puedo contraer la enfermedad de Lyme de mis mascotas?

Tampoco hay evidencia de que exista una transmisión directa de Lyme de mascotas a humanos. Pero los perros y otros animales domésticos pueden traer garrapatas portadoras de Lyme a tu hogar.

Es una buena práctica revisar a tus mascotas en busca de garrapatas después de haber estado en pastos altos, matorrales o áreas boscosas.

Tratamiento

Si presentas síntomas de la enfermedad de Lyme, normalmente el doctor te recetará un ciclo de antibióticos en tabletas, capsulas o líquido. La mayoría de las personas requerirán un tiempo de dos a cuatro semanas, según la etapa de la infección.

En caso de que los síntomas sean particularmente graves, es posible que seas derivado a un especialista para que te administre antibióticos intravenosos. Algunos de los antibióticos que se utilizan para tratar la enfermedad de Lyme pueden hacer que tu piel sea más sensible a la luz solar.

Medidas preventivas

La mejor manera de prevenir esta enfermedad es ser consciente de los riesgos cuando visitas áreas donde se encuentran garrapatas y tomar precauciones sensatas.

Puedes reducir los riesgos de infección al:

  • Usar pantalones largos y camisas de manga larga.
  • Rociarte con un repelente de insectos eficaz.
  • Revisarte a ti y a tus mascotas después de estar al aire libre.
  • Usar telas de colores claros que pueden ayudarte a detectar una garrapata.
  • Evitar la hierba alta.

Cuando encuentres una garrapata en tu piel o en la de alguien más, quítala de la piel suavemente utilizando una pinza de dientes finos, sin torcer o aplastar a la garrapata. Después, lávate el área con agua y jabón y aplica una crema antiséptica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *