octubre 25, 2020

Mejores tratamientos para suelos de talleres mecánicos

Puede ser difícil para una persona común reconocer la importancia del suelo de los talleres mecánicos. El suelo del taller está expuesto a una alta presión debido a los movimientos de vehículos pesados. Los pisos se manchan fácilmente haciendo que todo el entorno parezca poco atractivo.

Pensar en un buen suelo para tu taller mecánico es tan importante como pensar en el mejor suelo para tu hogar. Después de todo, si eres dueño de un taller mecánico será como tu segunda casa. Sin embargo, no todas las opciones de pisos disponibles en el mercado son adecuadas para todos los talleres. Los pisos resistentes, duros y duraderos que pueden soportar cualquier clima y manchas, son las opciones más recomendadas para el tratamiento de suelos de talleres.

6 mejores opciones de tratamiento de suelos de talleres

1. Pisos de hormigón pulido: La cereza del pastel

Los pisos de concreto pulido son la mejor opción para los talleres mecánicos. Los pisos de concreto son generalmente duros y resistentes. Pueden funcionar a alta presión sin ningún tipo de desgaste. Los pisos de concreto tienen un precio menor y están fácilmente disponibles para clientes con presupuestos reducidos. Las superficies de hormigón pulido se ven agraciadas y elegantes, complementando cualquier apariencia. Los acabados de concreto pulido también son fáciles de limpiar, lo que los convierte en la mejor opción para pisos de talleres mecánicos.

2. Pisos de epoxi: La opción más inteligente y confiable

El piso epoxi es bastante factible y una opción inteligente para tus pisos. El epoxi es un recubrimiento fuerte y duradero que se puede usar en cualquier piso. Se puede utilizar en suelos de hormigón o pisos de piedra para aumentar su rendimiento y durabilidad. Los pisos de epoxi están disponibles en muchos colores atractivos y se pueden limpiar sin ninguna complicación. Pero, antes de pensar en  poner epoxi en tu taller, asegúrate de que tus contrapisos sean resistentes a la humedad y que no se observen manchas en él. El apoxi no es adecuado para los pisos que absorben humedad.

3. Pisos de baldosas de goma: Los más sencillos de instalar

Las baldosas de goma están disponibles como alfombras y baldosas flexibles. Este tipo de suelo se puede instalar fácilmente y es una buena opción para los aficionados al bricolaje. Las baldosas de caucho para pisos son elásticas y vienen en atractivos patrones entrelazados para brindar mayor resistencia y estabilidad a los pisos. Las hay en varios tamaños y  no requieren mucho mantenimiento. Son una opción viable de precio muy razonable. Estos pisos se pueden instalar en cualquier contrapiso, especialmente si son de concreto.

4. Pisos de vinilo: Para talles poco concurridos

Seleccionar suelos de vinilo para un taller mecánico no es una mala idea.  Si tu taller no tiene no tiene mucho tráfico ni mucha presión, es una buena elección tener un piso de baldosas de vinilo recubiertas de uretano. Estos azulejos son flexibles y cómodos. Pueden darle una apariencia única a tu taller si eliges múltiples tonos de color. Estos pisos son de bajo mantenimiento y la limpieza es increíblemente fácil si utilizas productos de limpieza para el hogar.

5. Pisos de piedra: Excelentes pero costosos

Los pisos de piedra como arenisca, grafito y losa son excelentes opciones para los talleres mecánicos, pero… son un poco caros. Los pisos de piedra son extremadamente fríos en los inviernos, por lo tanto, no son aptos para países con estas condiciones climáticas. Antes de optar por uno de estos pisos debes pensar muy bien en tu presupuesto. Los pisos de piedra son duros, resistentes y están disponibles en diseños llamativos y colores agradables.

6. Pinturas de piso: La opción más económica

Las pinturas para pisos son solo una versión más resistente de la pintura que se aplica a las paredes, y es por mucho, el tipo de recubrimiento menos costoso. Se aplica como cualquier otro tipo de pintura y no hay pasos complicados que realizar. Puedes retocar las áreas dañadas o recubrir el piso por completo. La pintura de látex es fácil de aplicar y limpiar que la pintura a base de aceite. No son tan resistentes como otros revestimientos y resultan especialmente vulnerables a las sales de carretera y productos químicos. En condiciones normales, tendrás que retocarla cada año.

El suelo de tu taller recibe mucha humedad, goteos de aceite, derrames de productos químicos y sal de la carretera a medida que envejece. La aplicación de un tratamiento de suelos de talleres no solo mejorará la apariencia de tu piso, sino que también lo protegerá contra las manchas y el deterioro, hará que sea más fácil y rápido de limpiar y ocultará grietas y otros problemas de la superficie.

Si el piso de tu taller está en buenas condiciones puedes elegir cualquiera de las opciones que te mencionamos arriba, pero si el piso tiene muchas grietas, marcas o manchas, es mejor una cubierta que esconda los daños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *