octubre 25, 2020

Europa la cuna del fútbol

El fútbol es considerado desde hace mucho el deporte Rey, no en vano es probablemente el más popular del mundo, con más de un siglo en la escena pública con un cantidad incalculable de aficionados que no hacen sino más que aumentar a medida que pasa el tiempo, con un nivel de expansión actual que abarca prácticamente todos los rincones del planeta.

La estructura organizativa de esta atracción deportiva facilita su amplitud a escala global, ya que el ente encargado de regir esta disciplina, la Federación Internacional de Fútbol Asociado conocida de forma habitual por sus siglas (FIFA) ha enfocado sus esfuerzos históricamente en llevar este deporte a todas las partes posibles.

Prueba de ello son las adjudicaciones recientes de países con poca tradición futbolística a celebrar la Copa Mundial de la FIFA, el torneo más importante del planeta fútbol, como sucedió en la edición de Sudáfrica 2010, llegando por primera la copa vez a suelo africano.

Y próximamente la escenificación de Qatar 2022, siendo también por primera vez que el torneo tiene lugar en Oriente Próximo, en un país árabe y de mayoría musulmana, así como el de menor extensión territorial en la historia de la competición. Lo cual supone la apertura de caminos importantes con miras a la globalización del deporte en general.

Así mismo hay países donde esto más que una atracción forma parte de la vida de la mayoría de los ciudadanos, pues su renombre ha alcanzado el gusto de innumerables personalidades de la sociedad.

En la mayoría de las naciones europeas la fama del fútbol supera de manera amplia a los demás deportes practicados, y es que el primer contacto que se tuvo con esta disciplina vino del viejo continente, específicamente en Inglaterra a finales del siglo XIX, por lo cual su nacimiento data de esta región y es habitual que esta se haya instalado en la cultura de su población.

Y esto ha sido fundamental para la progresión del deporte a lo largo del continente, la aceptación y aprobación de la gente, se pone de manifiesto con la pasión y el entusiasmo que genera en sus más fieles aficionados ante la aproximación de cualquier evento o cita que tenga que ver o se trate de esto.

En la actualidad, los países de esta parte del mundo son de los más grandes desarrolladores de talento futbolístico a nivel mundial, a la par de naciones sudamericanas por excelencia en este ámbito como Brasil y Argentina.

El continente europeo se ha caracterizado históricamente por tener grandes potencias en el mundo fútbol, y es que sus selecciones aglutinan entre sí 12 de las 21 ediciones de los Mundiales celebrados hasta ahora, divididos de la siguiente manera; Alemania e Italia cuentan con 4 ediciones cada uno, Francia posee 2 y España e Inglaterra cierran la lista con una Copa para cada país.

Siendo el continente que más veces ha ganado este torneo de selecciones considerado el más importante dentro del ámbito, seguidos por las 9 obtenciones que tiene la región sudamericana. Así mismo, la últimas cuatro ediciones de estos torneos celebradas en Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018 respectivamente, han ido a parar a las vitrinas de naciones europeas.

Destacando el triunfo alemán en la edición de 2014, destrozando con un apabullante 7-1 a la selección anfitriona y ganadora de más Copas del Mundo, Brasil con 5, en semifinales, y haciendo lo propio ante el otro gigante de la región, Argentina, al derrotarlo en el partido decisivo por 1-0.

Pero esto no queda allí, y es que la campaña alemana hacia la consecución de su cuarto título significó la primera vez que una selección europea se adjudicaba una edición del Mundial celebrada en suelo sudamericano.

Del mismo modo, la competitividad europea no solo se limita a estas selecciones ganadoras de mundiales, ya que otras tantas han sabido dejar su huella en las demás ediciones, los casos más particulares son los de Holanda, la antigua Checoslovaquia y Hungría. La selección ‘Orange’ ha llegado a hasta tres finales del mundo sin tener suerte aún.

Las otras dos selecciones, lograron decir presente en dos partidos definitivos de mundiales, contando con la misma suerte que los holandeses. Así mismo, Suecia y recientemente Croacia forma parten de esta lista al llegar a una final de Copa del Mundo, demostrando el nivel que tiene el continente europeo en todas sus naciones.

Por lo cual, se puede decir sin ningún tapujo que estamos ante un dominio europeo sin precedentes en la historia del futbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *