marzo 6, 2021

La mascarilla llegó para quedarse por un largo tiempo, como método de protección

El uso constante de la mascarilla en el 2020 fue un acontecimiento bastante impactante, pues está asociado con un hecho devastador. La llegada del Coronavirus, hizo que la vida de todos los habitantes del planeta se paralizara.

Todos estábamos acostumbrados a que las mascarillas estaban destinadas a ser usadas solo por  algunas personas. Es el caso de los trabajadores de salud, los ingenieros y obreros dentro de las obras en construcción.

Algunas personas con especial cuidado de salud y en aquellas ciudades del mundo donde el nivel de contaminación había alcanzado niveles muy altos, son algunos ejemplos. Por consiguiente, el tapabocas no formaba parte del atuendo del colectivo, sino de algunos.

Si miramos en retrospectiva en el tiempo, el uso de los tapabocas en forma masiva debido a una pandemia, comenzó en el año 1910, cuando China se preparó ante la tercera peste bubónica.

Para la gripe española se usan nuevamente como protección, en el año 1918. Ahora en el 2020 con el COVID-19, reaparece de forma bastante fuerte, pues el crecimiento demográfico es significativo. Queramos o no debemos usarla si deseamos protegernos y proteger a todas las personas alrededor.

La creación de la mascarilla fue en el año 1890, con fines médicos. Los doctores y enfermeras,  las usaban como protección, para ellos y los pacientes y así evitar contaminación por virus y bacterias que pudiesen trasmitirse.

Elegir la mascarilla adecuada minimizará las causas de riesgo de contraer COVID-19

Elegir la mascarilla correspondiente es muy importante para minimizar las causas de riesgo de contraer la enfermedad. Las mascarillas FFP2 aprobadas, son actualmente las que destacan por la máxima efectividad, ante este virus.

Al convertirse esta en una indumentaria obligatoria para la protección, preservación de la salud y vida de la humanidad, se han fabricado las mejores. El virus del COVID-19, no podrá pasar a través de una FFP2, es decir que su capacidad de filtración brinda auténtica protección.

Es importante que sepas que esta es autofiltrante, filtra la gran mayoría de las partículas suspendidas en el aire. Por lo que esta mascarilla es la adecuada para que te sientas completamente seguro. Debido a que este virus es muy resistente y duradero en el ambiente, la trasmisión es fácil, se transmite a través del contacto físico.

De igual forma, este se desplaza por partículas que se encuentran en las mucosas de las vías respiratorias. Y que se pueden salir fácilmente al hablar, cuando estornudamos, gritamos, si tosemos o cantamos.

El uso de esta protección no es una moda, es una realidad obligatoria. No conseguirás, la misma capacidad de protección en tapabocas de telas pues no cuentan con el filtro que las FFP2 si tienen.  

La vida y la salud merecen de nuestra máxima atención y protección

Cuando empezó todo esto de la pandemia, la mayoría de las personas pensaron que todo pasaría muy rápido. Y que las medidas tomadas serían levantadas casi que inmediatamente.

Ya ha pasado el tiempo y nos hemos dado cuenta, que la falta de experiencia ante estos acontecimientos tan imprevistos, ha hecho que el virus se quede un poco más de lo que se pensaba. Pero se ha avanzado mucho, con estos tapabocas tienes una protección bastante alta.

El filtrado que brinda está por encima  del 90%, en Europa están altamente recomendadas y abaladas por las autoridades competentes en el área sanitaria.

Hay que concienciar a la población,  informando que el uso de la mascarilla no debe tomarse como un atuendo de moda, que solo debe lucir bonito. Esto va mas allá se trata de que tengan el filtro adecuado, el material pertinente.

Además, que cuenten con las tallas proporcionales al tamaño y edad de las personas, para evitar la entrada de partículas o aire que trasladan el virus. Se debe evitar comprar imitaciones que no poseen los materiales adecuados.

Debes ser muy cuidadoso al momento de adquirirlas, que vengan en el envase correspondiente, debidamente protegidas. Deben traer una ficha técnica, estas aportan los datos y las características del producto, debe poseer los suficientes detalles que comprueben su autenticidad

En estos casos, la protección no es solo individual, es colectiva, si te cuidas, cuidas al resto. De esto depende que salgamos de la pandemia mucho más rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *