octubre 27, 2021

Trombosis venosa profunda: Puntos clave a considerar

Los artículos sobre la trombosis venosa profunda El Cierre Digital han recibido cientos de visitas de personas preocupadas por su salud. Ciertamente la pandemia actual ha provocado que todos quieran estar sanos y eso implica, conocer sobre múltiples enfermedades y saber cómo tratarlas correctamente. Descubra más información importante sobre este tema en los párrafos posteriores.

LA TVP

La trombosis venosa profunda es la formación de un coágulo de sangre en una vena profunda de una extremidad (generalmente en la pantorrilla, el muslo o la pelvis). La trombosis venosa profunda es la principal causa de embolia pulmonar. Además, puede comprometer el retorno venoso, causando daño o disfunción endotelial o provocando un estado de hipercoagulabilidad.

Esta enfermedad puede ser asintomática o causar dolor e hinchazón en una extremidad; La embolia pulmonar constituye una complicación inmediata. El diagnóstico se basa en la historia, el examen físico y se confirma mediante signos objetivos como una ecografía Doppler. El tratamiento se basa en el uso deanticoagulantes. El pronóstico suele ser bueno siempre que la enfermedad se haya tratado a tiempo.

¿Qué la genera?

Numerosos factores pueden contribuir a la génesis de la trombosis venosa profunda. El cáncer es un factor de riesgo, especialmente en pacientes de edad avanzada y en pacientes con trombosis recurrente. La asociación es más fuerte para los tumores páncreas o del intestino.

Factores de riesgo

La trombosis venosa profunda de las extremidades inferiores suele ser el resultado de:

  • Retorno venoso deficiente (común en pacientes inmovilizados)
  • Daño o disfunción endotelial (Después de sufrir fracturas de miembros inferiores)
  • Hipercoagulabilidad

La trombosis venosa profunda de la extremidad superior suele deberse a:

  • Daño endotelial por catéter venoso central, marcapasos o infusión intravenosa de fármacos

La trombosis venosa profunda del miembro superior a veces ocurre como parte del síndrome de la vena cava superior (compresión o invasión de la vena cava superior por un tumor que causa síntomas como edema facial, venas del cuello dilatadas y enrojecimiento de la cara) o es causada por un estado de hipercoagulabilidad o por una compresión de la vena subclavia a nivel de la salida torácica.

También suele originarse en las cúspides de la válvula venosa. El trombo consta de trombina, fibrina y glóbulos rojos con relativamente pocas plaquetas, sin tratamiento, el trombo puede extenderse proximalmente o migrar a los pulmones.

Complicaciones

Las complicaciones frecuentes de la trombosis venosa profunda incluyen:

  • Insuficiencia venosa crónica
  • Síndrome posflebítico
  • Embolia pulmonar

Síntomas

La trombosis venosa profunda puede ocurrir en pacientes ambulatorios o como una complicación de una cirugía o una enfermedad médica importante. Entre los pacientes hospitalizados de alto riesgo, la mayoría de los trombos venosos profundos ocurren en las venas pequeñas de la pantorrilla, son asintomáticos y pueden no ser reconocidos.

Pronóstico

Sin un tratamiento adecuado, la trombosis venosa profunda del miembro inferior tiene un riesgo del 3% de embolia pulmonar mortal; La muerte por trombosis venosa profunda de las extremidades superiores es muy rara. El riesgo de recurrencia de la TVP es mínimo en pacientes con factores de riesgo transitorios (Cirugía, traumatismo, inmovilidad temporal) y mayor en pacientes con factores de riesgo permanentes.

Tratamiento

A veces, se hace uso de un filtro vascular inferior, fármacos trombolíticos o cirugía. El tratamiento está dirigido principalmente a la prevención de la embolia pulmonar y, en segundo lugar, al alivio de los síntomas y la prevención de la recurrencia de la trombosis venosa profunda. El tratamiento es el mismo para la trombosis venosa profunda de las extremidades superiores e inferiores.

Las medidas de apoyo generales incluyen el control del dolor con analgésicos. Además, se recomienda la elevación de la pierna (sostenida por un cojín u otra superficie blanda para evitar la compresión venosa) durante los períodos de inactividad.

Los pacientes pueden hacer ejercicio siempre que lo toleren; No hay evidencia de que la actividad física temprana aumente el riesgo de desplazamiento del coágulo y embolia pulmonar, y también puede reducir el riesgo de desarrollar síndrome posflebítico.

Puntos clave

  • Los síntomas y signos son inespecíficos, por lo que los médicos deben estar alerta, especialmente en pacientes de alto riesgo.
  • El tratamiento inicial es con heparina inyectable, seguida de un anticoagulante oral o un inhibidor del factor Xa; como alternativa, los inhibidores orales pueden usarse para el tratamiento inicial o continúo.
  • La duración del tratamiento suele ser de 3 o 6 meses, según la presencia y la naturaleza de los factores de riesgo; algunos pacientes requieren tratamiento de por vida.
  • El tratamiento preventivo es necesario para los pacientes postrados en cama con enfermedades graves y / o aquellos que se someten a ciertos procedimientos quirúrgicos.
  • La movilización temprana, la elevación de la pierna y un anticoagulante son las medidas preventivas recomendadas; los pacientes que no deben recibir anticoagulantes pueden beneficiarse de la compresión neumática intermitente, las medias o ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *